DE SABORES Y AMORES

IMG_1481 

 

Si pudiéramos saborear todo aquello que sentimos, otro pollo nos cantaría…Comprenderíamos en el acto, cómo se siente la masa de buñuelo al entrar en contacto con el aceite hirviendo. Sólo entonces tendríamos la certeza de estar apasionadamente enamorados.

Los políticos comerían muchas tortas de almendras y ajonjolí. Al pronunciar sus arengas y peroratas nos contagiarían, así, de esa extraordinaria alquimia que penetra en los sentidos y sumidos ya en profundo éxtasis, acabaríamos por fundirnos en los vapores aromáticos, voluptuosos, completamente sensuales de los recovecos de las almas. Todo el mundo iría a votar por temor a perderse semejante experiencia mística.

Los intelectuales, envidiosos de esta catársis, entregarían su alma al diablo por unos buenos callos, mollejas en pepitoria, gallinejas refritas en aceite de aceitunas y riñones a la mejorana y cilantro. Habría que ver si después de tan soberano atracón de vísceras, no se les entrañarían las mentes y empezarían a pensar más con el estómago…sobre todo , nada de sesos rebozados, que de lo que se come se cría!!!! Y ya está bien de dar ideas, que lo que este país necesita es recuperar sus latidos!!!

Esos señores de traje y maletín negro tampoco les harían ascos a unas sabrosas torrijas de nata con mucho, mucho almíbar (el secreto de la receta está en que se torne ralo el batido, evitando la formación de grumos). Comiendo estas delicias, los ojos se dulcifican, las mejillas se arrebolan y el maletín…no se sabe por qué extraño fenómeno de licuefacción se vuelve blando y azucarado…el traje amarillea como en los daguerrotipos de antaño. Es entonces cuando el corazón se tiñe de verde manzana preludiando esperanzas de horizontes cercanos, jugosos y optimistas…sobre todo hay que comer muchas, muchas torrijas.

Los médicos, al diagnosticar tamaña locura colectiva, empezarían a recetar únicamente calditos. Éstos, decía mi abuela, tienen la propiedad de curar cualquier mal mental o físico. Éste de cebolla para los que tienen el corazón tan reseco que no pueden llorar, aquel de colita de rape para que sus hervores te quiten las vomitonas y te ayuden a sentir, y el mejor, porque nunca falla, es el de alitas de capón (aquí picar muy finamente el ajo) Sorbiendo este caldo, sólo quieres volaaaaaaaar.

Para esos señores “denegroconelcuelloalzado”que habitan los “sotanos”, nada como una buena colación a base de rabanitos picantes con puré de ostras salteadas con esencia de culantrillo, que según cuentan las buenas lenguas nos alejan del vicio y del fornicio e inspiran para el oficio ( no olvidar machacar bien en el mortero, los rabitos de este tubérculo que también se comen y son un placer de dioses!)

Al Rey, algo digno de un rey. No desmerecería para esa ocasión una lengua de ternera asada en su jugo en una cama de castañas pilongas al aroma de la flor de lis. Los expertos afirman que es para gentes de buen yantar, mejoran la memoria y agilizan la susodicha.

Para los desalmados, corazón de lechal, hervido en leche y miel. Para los insolidarios, una temporada de ayuno involuntario y un pasaje a la India a comer vaca al curry. Para los que sufren desamor, confitura de pétalos de rosa con una gotita de concentrado  de “quitapenas”, y para los que no se enamoran, la misma confitura, pero esta vez con esencia de almizcle: los enamoradizos que prueben con unas gotitas de jengibre.

En fin, y al resto de comensales de un sólo tenedor ( que como dicen en mi pueblo…” y pa´  qué jase farta má?”) Sólo un par de modestos consejos. Saboreen muy bien cada bocado, separen en el paladar todos y cada uno de los ingredientes cocinados. Revuélvanlos con ahínco una y otra vez hasta embriagarse los sentidos y notar cómo van calando los aromas de los jugos minúsculos en los humores corporales. Si se hace con acierto, sobreviene la conciencia y aceptación de todo lo sucedido y de lo que está por suceder. El resultado es que insistentemente las comisuras de los labios se dirigen hacia el cielo y se resisten a bajar.

El segundo y más importante consejo es que colmen de parabienes y lisonjas al culpable de todos estos cambios: no vaya a ser que por un guiño del destino se le inflamen las fosas nasales por empacho de rutina con tomate, horas extras sin sal-ario y una creciente sensación de que se le acaba la Paz…ciencia que instruye sobre el tiempo; ese ingrediente que siempre se me olvida que se me está acabando cuando voy a la compra.

rbk

Anuncios

Acerca de mondorebeca

Life Coach, pintora, yogafan, viajante, adicta a todo lo que me haga sentir, disfrutar, pensar, sonreir, amar, ver,oler, compartir, mejorar....
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a DE SABORES Y AMORES

  1. cristina velasco bernal dijo:

    que bonito!, me lo leiste un dia…. ……. y me parecio muy bien escrito,

    !!!anda que , que cosas digo!! !!no va a estar bien escrito!!!!!

    si es mi Reb quien relata!!!!!!!!!. Bss…. …guapa y sigue relatando tan bien Cris

    Date: Sun, 30 Dec 2012 13:55:08 +0000 To: cvelascob@hotmail.com

  2. Pingback: DE SABORES Y AMORES | Coachingmondorebeca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s